¿Cómo afecta la contaminación a tu salud?

En una sociedad como la actual, con una creciente preocupación por la salud y el cuidado personal, nos planteamos hasta qué punto influye el aumento de la contaminación en las ciudades en el desarrollo de diferentes enfermedades.

Si bien es muy difícil encontrar una correlación causa-efecto entre la contaminación y el deterioro de nuestra salud, el aumento de emisiones contaminantes por parte de fábricas, medios de transporte, ganado, … es un hecho que no podemos negar. Pero, ¿cuánto influye realmente en nuestra salud?

contaminación ambiental

Salud y contaminación ambiental

Cuando hablamos de contaminante en el aire nos referimos a todas esas sustancias que se encuentran en el aire que respiramos en cantidades suficientemente elevadas para dañar a los seres humanos. Estos contaminantes, se introducen en nuestro cuerpo con cada inspiración, penetrando en nuestros pulmones y, en ocasiones, alojándose en ellos.

Parece evidente, por tanto, que la calidad del aire que respiramos puede influir de manera directa en nuestro estado de salud en un proceso lento pero constante.

En relación con el tema, en 2020 tuvo lugar un hecho histórico ya que por primera vez la justicia reconoció la contaminación ambiental como causa de una muerte. Se trata el caso de Ella Adoo-Kissi-Debrah, una niña de 9 años que vivía en Lewisham, cerca de la South Circular Road (una congestionada circunvalación de la ciudad de Londres). En 2013, Ella murió por un ataque de asma. Años más tarde, en los tribunales,  se aceptó que la niña había sido expuesta a niveles excesivos de contaminación que habían «contribuido materialmente» a su muerte. Por primera vez se reconocía, a nivel legal, la influencia negativa del aire contaminante en la salud de las personas.

Posibles efectos de la contaminación en los pulmones

Si bien no se trata de una regla matemática o un hecho inalterable, algunos de los síntomas que pueden sentir aquellas personas que estén expuestas a un alto índice de contaminación ambiental son los siguientes:

  • Tos
  • Reducción de la capacidad pulmonar
  • Dolor al inspirar profundamente
  • Irritación de la nariz o la garganta
  • Silbidos en las vías respiratorias
  • Dificultad para respirar cuando se realizan actividades en el exterior

Todos estos síntomas pueden ser el aviso de complicaciones en nuestra salud tales como:

  • Agravamiento de las patologías respiratorias (en el caso de tenerlas)
  • Tener que aumentar el uso de broncodilatadores en tratamientos para patologías respiratorias
  • Mayor propensión a desarrollar infecciones respiratorias
  • Aumento de los ingresos hospitalarios por patologías cardiorrespiratorias
  • Incremento del riesgo de muerte por enfermedades cardíacas o respiratorias

Influencia de los coches en la contaminación de las ciudades

El tráfico de las ciudades afecta a la salud

Aunque son muchas las fuentes de la contaminación en las ciudades, los vehículos, en particular, generan el 80% de estas emisiones nocivas para el medio ambiente (según datos del colegio de Ingenieros Industriales sobre la ciudad de Madrid).

Podemos pensar en elementos mucho más contaminantes que nuestro vehículo, el problema, en este caso, radica en la cantidad de desplazamientos que hacemos, más que en lo que puede contaminar un solo coche. Las cifras son demoledoras, en la actualidad, el 45% de los ciudadanos se desplaza en su vehículo particular, generalmente diesel (combustible más contaminante que la gasolina al ser una fracción menos refinada del petróleo). Esto hace que día tras día, una gran cantidad de coches, motos, furgonetas, … recorran nuestras ciudades. Sin olvidar, por supuesto, el transporte público, que aún siendo una muestra inferior (el 36% de las personas usan el transporte público a diario), hay que tenerla en cuenta en el computo final.

¿Qué medidas se están aplicando para revertir esto?

La conciencia por el medio ambiente es cada vez mayor y es por eso que el estado, así como los ayuntamientos de las grandes ciudades ya se han puesto en marcha en la elaboración de distintas propuestas que favorezcan la disminución de esta contaminación del aire.

Algunas de las medidas propuestas son:

  • Carril VAO (Vehículo de Alta Ocupación): se trata de un carril de la vía por el que solo pueden transitar vehículos en los que viaje más de una persona. De esta manera, se fomenta que haya menos coches y otros transportes en la carretera.
  • ZBE (Zona de Bajas Emisiones): Los municipios de más de 50.000 habitantes deberán habilitar Zonas de Bajas Emisiones que serán zonas en las que los vehículos más contaminantes verán restringida su circulación.
  • Promover el uso de la bicicleta en las ciudades: Cada vez son más ciudades que apuestan por la creación de carriles para bicicletas y patinetes para promover su uso dentro del municipio. Poco a poco se va ampliando también, el servicio del alquiler municipal de estos transportes libres de emisiones.
  • Reducir el parque de vehículos contaminantes: la Ley de cambio climático y transición marca el 2040 como fecha límite para eliminar del mercado todos aquellos vehículos que no sean de cero emisiones, prohibiendo su circulación a partir de 2050.

Si quieres conocer en profundidad todas las medidas contra el cambio climático, aquí tienes el documento de la Ley del cambio climático y transición energética.